Me duelen los pezones cuando tengo frío. ¿Síndrome de Reynaud?

Por Valeria Calderón. LLL.

Algunas causas:

1. Un bebé que no está amamantando apropiadamente (problemas de agarre, mala posición, frenillo corto de la lengua, etc.) puede apretar el pezón viéndose aplanado al final de la toma y con cambios de color en la punta.

2. Hay causas que no tienen nada que ver con la manera en que está amamantando tu bebé, algunos procesos infecciosos en los pezones conlleven alteraciones en los vasitos.

3. Otras mujeres ven sus pezones blancos durante el embarazo sin que ocurra mayor molestia. El pezón se vuelve blanco conforme los vasos sanguíneos presentes en el pecho se constriñen. En ocasiones el detonante es el frio y ocurre de la misma manera en que tus dedos se vuelven blancos en un día de invierno.

4. El vasoespasmo es común en mujeres que han sufrido traumatismos en los pezones, hongos, cirugía en el seno, lupus, artritis reumatoidea, fibromialgia o problemas endocrinos. El fumar, tomar cafeína o ciertas píldoras contraceptivas puede causar estos síntomas.

5. O muchas veces los bebés aprietan el pezón para detener un fluido fuerte de leche (reflejo de eyección fuerte de la leche).

Algunos síntomas:

1. Puedes ver blanca la punta del pezón al acabar la toma, luego morada o azul y después rosada o presentando una raya al final de lactar. Si el pezón retorna a su color natural al terminar, no habrá mayor problema.

2. O puedes llegar a sentir dolor, palpitaciones en la zona o entumecimiento.

Se le llama síndrome de Raynaud a una falta de riego sanguíneo transitorio y no necesariamente se presenta en los pezones, también se da en otras zonas distales del cuerpo (dedos, orejas, la punta de la nariz). Incluso se han visto casos de personas que lo sufren cuando están estresadas ya que las hormonas que se liberan en situaciones de estrés son vasoconstrictoras. O cuando tienen frío.

Algunas soluciones:

1. Si estás amamantando, trata de revisar el agarre al seno de tu bebé. Su boquita debe abarcar todo el tejido mamario y no solamente el pezón.

2. Si se debe a que tu bebé aprieta el pezón para detener un flujo fuerte de leche, puedes intentar extraer una pequeña cantidad al principio de la toma para alivianarlo e intentar amamantar reclinada, en contra de la fuerza de gravedad.

3. El calor local antes y después de las tomas funciona. (bolsa de agua caliente o bolsa de granos calientes de arroz lejos de tu bebé). Retira el calor únicamente para que tu bebé se agarre al pecho y vuelve a colocarlo luego de la toma.

4. Abrigarte y cubrir tus pechos rápidamente luego de amamantar te ayuda también.

5. Toma bebidas calientes que no tengan cafeína o teína (por ser vasoconstrictoras) antes de ofrecer el seno a tu bebé.

6. Da el pecho en lugares donde no haga frío si te es posible.

7. Estar tranquila al amamantar atenúa la segregación de las hormonas del estrés. Intenta relajarte.

8. Si la lactancia se ve dificultada por el dolor, consulta a tu médico para que te recete algún analgésico, algún suplemento vitamínicos de B6 u Omega 3 (ayudan tomados por períodos largos) o una dosis baja de algún medicamento vasodilatador compatible con la lactancia.

9. Los grupos de apoyo a la lactancia de LLL son una excelente ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>